jueves, 26 de enero de 2012

Las comparaciones son odiosas

No soy una persona cariñosa. Me cuesta dar besos y abrazos, lo del contacto físico no lo llevo especialmente bien. Sin embargo, a mis gatos los tengo fritos con tanto achuchón, beso, restregón y caricia.

Soy muy especialita para los olores. La gente que no se ducha me da mucho asco, a los que les canta el aliento ni me acerco, a mi pareja le hago lavarse los pies nada más llegar a casa, compro una arena carísima para evitar el tufo a caca felina... Desde que Apolo tuvo una obstrucción en sus sacos anales aprovecho cualquier momento para acercarme a una distancia prudencial y aspirar el aroma que emana de su culete, cual perrillo en celo, ya que a la mínima que aprecie un poco de olor a rancio tengo que llevarlo a la veterinaria.

A mi novio lo tengo frito con la raya imaginaria que divide la cama en dos. Soy capaz de despertarlo a las 4 de la madrugada para que quite su rodilla de mi lado con un amable "tira pa tu lao!!". A mis gatos les dejo no solo que duerman sobre la raya imaginaria, sino que duerman sobre mí.

Como los vecinos hagan cualquier ruido a partir de las 23 horas empiezo a pegar paraguazos en el techo o en el suelo, según corresponda, hasta que se imponga el más absoluto silencio. Cuando Estrellita nos trae una pelota en mitad de la noche o encuentra un ratoncito con cascabel en plena madrugada... sonrío porque me parece encantadora...

Mi sofá es mío. Yo me tumbo en mi sofá y mi novio en el suyo. Y que ni se atreva a proponerme eso de tumbarnos juntos. Tumbarnos juntos?? Estamos tontos o qué? Que no cabemos!! Me tumbo, me tapo con la manta y a los 15 segundos aproximadamente aparece Apolo y se coloca sobre mí. Los demás se van turnando, pero generalmente no tengo menos de dos gatos encima compartiendo sofá.

No me gusta trasnochar ni acostarme tarde, a las 12 en la cama como Cenicienta. Si no duermo mis 8 horas al día siguiente soy un ogro. Cuando Estrellita llegó a casa era tan pequeña que nos turnábamos para levantarnos por las noches a darle el biberón. Algunos días, llegué a poner el despertador a las 2 y a las 5 de la madrugada. Pero era tan chiquitina y tan dependiente, que al día siguiente llegaba al trabajo con sonrisa de boba. Dormida, pero sonriente. (Ay, que me emociono...)

Estrellita cibernética.

51 comentarios:

  1. A mí me pasa igual... Así están los gatos, que hacen lo que quieren con nosotras. Te entiendo, si es que los humanos y los gatos NO son iguales. Son unos consentidos, pero qué se le va a hacer. Te miran con esos ojitos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto, hacen lo que quieren. Las normas para los humanos ocuparían varios folios, las normas para gatos solo medio...

      Eliminar
  2. lo que no consigan los gatos...jejejje. Me ha encantado leer tu historia! Simpatica, divertida y tan real....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tan real como que es la historia de mi casa todos los días!! jeje..

      Eliminar
  3. Jajaja yo tampoco soy nada cariñosa con las personas y a Ferny lo tengo frito a besos.

    Lo de dormir acompañada también me toca la moral jajaja con decirte que tengo una manta que doblo e igualmente pongo en mi mitad imaginaria de la cama porque necesito ropa que me pese encima aunque sea verano xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo duermo mucho mejor en invierno, en verano no me gusta nada lo de estar destapada, necesito una mantita y un gato!!

      Eliminar
  4. jajajaja, me ha gustado mucho este post!
    a mí me pasa como ti, pero al revés! que a veces hiro se pone pesada y a quererme demasiado y me agobio, pero cuando se trata de mami... me encanta que me dé mimos! ^______ no me canso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no se te electriza el pelo con tanto mimo? Los míos hasta sueltan chispas... literalmente!!

      Eliminar
    2. pues puede que sí, será por eso que siempre tengo estos pelos de loca? =u_ = lo que sí me pasa es que a veces cuando le doy con la nariz me salta alguna chispa.

      Eliminar
  5. jejejejeje, son lo más mimado del mundo... A mí también me pasa. Soy poco cariñosa y a los gatos los tengo fritos de besos. Ya pueden estar asquerosos o cuando Galia tenía 20 garrapatas encima... eso no hizo que yo cesase en mi empeño de comérmela a besos...

    Y luego... hace no tanto tiempo (ahora no es tan exagerado, pero es un reflejo de la realidad) a mi padre le decía que decidiese qué día del año quería que le diese un beso... porque era uno por año (o en año nuevo o el día de su cumpleaños)...

    Encima no son tontos. Hacen con nosotros lo que quieren.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te imagino quitandote las garrapatas de Galia de la boca... agh!! Sabes que yo habría hecho lo mismo, verdad?? ;)
      Mi madre siempre me dice que hay que robarme los besos!

      Eliminar
  6. ay Estrellita que cara de simpática, jajaja, ay que ver las cosas que se hacen por amor, a mi me pasa igual, estube casi un año entero durmiendo en el sofá para que Kitty (la recién llegada) pudiera dormir tranquila en la habitación sin que los demás (que dormían conmigo en el sofá, la molestaran, tampoco soy una persona muy afectiva, pero con los gatos y con mi niña me los como a besos y a achuchones, ajajaja, si mi pareja se arrima demasiado en la cama me molesta si lo hace mi Pulo me derrito, ajajajjaa, madre mía quien nos oiga, pensará que estamos chalas, menos mal que al leerte me he sentido comprendida y que al menos hay alguien como yo en este mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues un poco chaladas yo creo que sí... ya somos dos!!

      Eliminar
  7. Hola,

    A mí me pasa lo mismo: no soy cariñosa salvo con los animales y con mi hermana (mi madre ya lo tiene asumido y mi abuela está en ello ;-)))
    Además como soy tímida a los niños no me atrevo a ponerme a decir tonterías, cosa que no me pasa con los bitxis...
    Pero lo peor es que sufro la "diferencia de normativa" en mis propias carnes: mi madre le permite a las gatas cosas que a nosotras ni por asomo nos permitiría....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de tu madre debe ser duro... que consienta más a las gatas que a tí, tu propia madre!!! jeje, ya me cae bien y no la conozco ;)

      Eliminar
  8. jajajajajaja!! Cómo me suena, Gema!!!
    Si es que los gatos... nos dominan como quieren, y lo peor es que cedemos encantadas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encantadas, sin rechistar y con una sonrisa... en qué otras situaciones de la vida cedería así?... ninguna!

      Eliminar
  9. La relación de los humanos con los gatos suele ser tema de extremos: o nos adoran o nos detestan. Y creo que a través de tu post podemos deducir que en tu caso eres miembro apasionado del bando felino. ¿Nos equivocamos?

    ¡Saludetes gatunos para ti y toda tu panda!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy del bando de los gatos, claramente!!

      Eliminar
  10. Es verdad todo lo que cuentas, los gatos lo consiguen todo. Sólo los que tenemos gatos consentimos (y somos felices) dormir con casi kilos encima del cuerpo y en mi caso una gata loca que a las 5 de la mañana nos despierta chupandonos el pelo. jaja

    Eso sí... pobre novio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pobre novio?? Demasiado lo consiento... jeje...
      Lo de chupar el pelo ya lo había oido de otros gatos, menos mal que a los míos no les ha dado por ahí porque odio que me toque nadie el pelo... aunque quizás a ellos sí se lo consentiría? ;)

      Eliminar
    2. Yo odio que me toquen el pelo... pero si es mi gata Hirua me río, aunque sean las 5 de la mañana. Pero hay que quitarla porque no para la tía.

      Eliminar
  11. Eu sou uma gatinha que foi adoptado e tive a sorte de ter uma mãe que me dá muito amor e que me deu nome Kika
    Como eu amo ter amigos venho convida-los para seres meu amigo, lá vais encontrar outros amigos que já conheces, eles também são meus amigos.
    Estou festejando 500 seguidores e como tal resolvi fazer uma brincadeira ..um sorteio de fotografia, vossas mas só duma parte do vosso corpo "por isso o nome do sorteio tem nome de esconde esconde"
    Gostava de os ter no meu sorteio e ter te como minha amiga
    Queres???
    Fico esperando a tua visita
    Turrinhas carinhosas miaumiau
    Kika
    Tenho lá um selo ,selo de diamante caso queiras é teu ofereço com muito carinho

    ResponderEliminar
  12. Y que lo digas, yo peleando con mi hija porque "mima" a las niñas peludas, pero yo por detrás las dejo que campen a sus anchas. Me gusta la casa ordenada, pero por el suelo no me importa ver pelotitas, cordones, y objetos varios.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy ordenada y no soporto ver unos zapatos fuera del armario... ahora sí, mi suelo está como el tuyo: ratones, pelotas, pelos de gato, arenilla...

      Eliminar
  13. Yo no tengo una raya imaginaria en la cama,de momento duermo casi siempre sola,bueno con mi gato para el cual no existen prohibiciones,pero si la tengo para mi espacio personal,ese que algunas personas invaden para hablar contigo y no se como lo hacen pero te arrinconan en una esquina o contra la pared y mientras yo ni les escucho porque estoy pensando como hacerme hueco y escapar.Además no sé porqué a esas mismas invasoras siempre les canta el pozo a demonios.
    Lo de los abrazos lo llevo fatal,creo que no se darlos,y lo de los besos un poquito mejor,pero tampoco me agrada,cuando mi sobri era pequeña era muy besucona,así que tuve que idear el sistema 'kiss-kiss' que era dar dos besos en el aire como la pijas de la tele,sin tocarnos la cara mientras gritabamos kiss-kiss.Cuando se iba y me decía "un beso tía",y yo le decía que no "pues entonces kiss-kiss" me soltaba ella conformandose.
    Eso si a mi gato no le faltan besos,ni abrazos ,ni mimos mil,aunque él es igual que yo y cuando se harta me ha llegado a morder en la cara.
    Como me dicen algunas personas "te vas a quedar sola" y yo les contesto que moriré rodeada de gatos que me devorarán.
    Por cierto yo también he estado en Torre Argentina,por los mismos motivos que tú.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo de "te vas a quedar sola" también me lo han dicho muchas veces, pero me resbala, las personas que me lo dicen no saben apreciarme tal y como soy, sin besos, sin tocarse!!
      Lo del espacio personal lo comparto contigo al 100%... qué manía de pegarse al hablar, yo también lo odio!!

      Eliminar
  14. No sabia yo que te desagradaran los malos olores, (y a quien no)=P. El caso es que a los gatos con esa carita no se les niega nada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que aprender a poner esa carita ;)

      Eliminar
  15. Tu y yo ya nos podemos dar la mano!!!! Lo del sofa igual que tu, ni que se le ocurra sentarse en el mio, y si lo hace le hago la mirada de ( tu en mi sofa?? como te atreves??) vete a tu sofa!!!
    Y lo de la raya imaginaria, tambien y si el pobre esta girado a mi lado le digo ( Toni girate pa la ventana!!) y el pobre me responde (no puedo, ya me duelen las costillas!!!) en fin que tambien lo tengo frito con mis cosas. Y lo de lavarse las manos al principio colaba, pero ya no, ahora me dice ( lavatelas tu!!!)
    Yo a las 11.00PM estoy en la cama, siempre, aunque pongan mi pelicula preferida por la tele.

    Me encanta la rutina siempre hago las cosas de la misma forma y con el mismo orden, ademas odio las bromas, me ponen de muy mal humor y un largo etc... que algun dia contare todas mis manias.
    Besos
    La bicho raro

    ResponderEliminar
  16. jajaja!! Lo que me he reído con lo de "no puedo, me duelen las costilas"... pobre!!!! A mi también me encanta la rutina, que no me saquen de ella que se me pone un humor... Dios nos hizo raritas, qué vamos a hacer?!

    ResponderEliminar
  17. Pero ¿se puede saber cómo hemos llegado a juntarnos tantas piradas?
    Me he tronchado con tu entrada y con los comentarios. Algún día deberíamos hablar de manías, yo cuando tiendo coordino el color de la ropa y el de las pinzas, me levanto a hora capicúa, o voy sumando matrículas mientras conduzco... Lo dicho, que ha sido una entrada divertidísima y "mancantao". Ah y yo con mis peque lo mismo todo lo que quieran y más
    Saluudos, que no besos jeje!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tiendo por tamaños... ay, por favor, con cada comentario vuestro me acuerdo de alguna manía más, no puedo tener tantas!!!! Lo de levantarme a hora capicúa no lo había pensado... mañana lo pongo en práctica ;)

      Eliminar
  18. Me encata, me recuerda en algunos aspectos a mi, y es que nuestros peludetes sacan lo mejor de nosotras! ;)

    Que foto tan preciosa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, sacan lo mejor y nos hacen mejores personas!

      Eliminar
  19. ¿Hay alguien en la sala que dude que os tenemos absolutamente dominad@s?

    ¡Muahahahahá!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo reconozco que estoy dominada... no hay solución!!

      Eliminar
  20. Hola Gema. Tu blog no tiene desperdicio, me ha gustado mucho y tu afición a los gatos fantástica. A mi me encantan también, tengo a mi precioso Renato, de 14-15 añitos ¡¡Pa´ comérselo!!.
    Me he hecho seguidora tuya y te he dedicado mi receta de hoy, por si la quieres ver.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué ilusión!! Enseguida me paso, a ver qué me has cocinado ;)

      Eliminar
  21. Gemaaaaaaaaaaaaaaa!!!!! Pero a ver si somos gemelas separadas al nacer o algo así???!!!! Igual, igual, igual, Willow puede hacer todo pero NAcho nada! Ay, pobres! Maaadre mía, pero es que todo, a hasta lo de la Cenicienta... Bueno, menos la obstrucción de Apolo. Pbre. Por cierto, he estado leyendo y tienes razón, es más difícil de lo que pensaba meter un amiguito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jeje, oye, pues saldríamos en todos los telediarios!!
      Lo de meter un hermano nuevo es verdad que no es tan fácil, pero te aseguro que no es imposible. Además, una vez que lo consigues es MUY gratificante y aunque te parezca que nunca van a dejar de bufarse, soy testigo directo de que llega el día en el que se quieren duermen juntos, se lavan... Anímate y hazlo ahora, que luego llegará semana santa y dirás: "es que me voy de vacaciones" y luego llegará el verano y.... Venga!!!

      Eliminar
  22. Gema, soy el Nacho de Peripecia... en contra de lo que pueda parecer, yo adoro a mi gato tanto como ella...a pesar de que es un granuja de mucho cuidado: http://sonrisasdeperro.blogspot.com/2011/03/sonrisas-de-gato.html

    Pero desde el más profundo de los cariños te digo que el que te quiere sin duda es tu novio, por aguantar lo que aguanta.

    Desde aquí le digo lo que yo me digo todos los días y que se ha convertido en mi lema personal desde hace años:

    SONRÍE, MAÑANA SERÁ PEOR...

    Por cierto bonito blog, me gusta...¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "por aguantar lo que aguanta"???? JA! Lo que me faltaba, que te pongas de su parte.. Mira, te libras porque este blog va de gatos, porque si no te iba a dedicar una entrada, a tí y a todos los "machos ibéricos" y a lo que os aguantamos nosotras, que no ibas a poder dormir en un par de días..
      Aunque estés "del otro lado", bienvenido al blog ;)

      Eliminar
    2. ¡¡Gracias por la bienvenida!!

      Jeje...efectivamente, como el blog va de gatos no vamos a crear polémicas... no nos consideres del otro lado mujer... ;¬)

      http://sonrisasdeperro.blogspot.com/2011/04/la-mitad-de-150-es-050.html

      Eliminar
  23. Una entrada buenísima. Me pasa parecido, a mis bichos los consiento y les aguanto todo, pero al pobre humano (tampoco es tan "pobre")que vive conmigo, o llevo "a la una mi mula". A veces cuando ocasionan algun destrozo, el humano se complace en decirme: mira "tus gatos" lo que han hecho, pero con ellos no me dura ni dos minutos el enojo, son chicos (ya Tai tiene 2 años, jaja!!) son como nenes, lo hacen sin querer, no se dan cuenta el trabajo que me ocasiona, en fin, cuanta justificación y pasada de mano se me ocurra. Ya de ultima, Mila tambien me despierta a diario entre 4 y 4:30 d ela madrugada, a veces porque quiere comer y a veces simplemente porque quiere entrar al cuarto, tambien retoza y como que me come el pelo, en fin. Mi mamá ya aceptó acogerla en su casa y ahora soy yo la indecisa, ya la quiero tanto. Hemos pasado juntas resurrección (que exagerada, acogidas y recogidas, su operación de ligadura, su estreñimiento y ya por ultimo antes de ayer, rescatarla desde un alero a dónde fue a dar la acróbata. Ya no sé si pueda darla otra vez...
    Un beso y es como dice alguien en uno de los primeros comentarios, con ellos no hay términos medios, o los odias o los adoras con locura. Yo me apunto a esto último.
    Saludos
    Yohana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo te entiendo con lo de Mila, es que pasamos tantas cosas con ellos, buenas y malas, que aunque sepamos que van a estar bien en otro sitio no somos capaces de separarnos de ellos... es que estamos en el lado felino!!

      Eliminar
  24. Curioso. Me comporto de igual forma. ¿Qué tiene Rassel que le permito tanto, excepto morder y arañar? Es mágica. Te damos las gracias por descubrirnos y descubrirte y os seguimos. =ª.ª=

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo de morder, si es flojito, yo también se lo consiento.. jeje..
      Bienvenida!!

      Eliminar