martes, 26 de noviembre de 2013

Escapistas profesionales

Vale, no vivimos en un palacio ni tenemos un jardín. Tampoco somos ricos ni estamos rodeados de lujo y glamour, pero ¿nos hace falta? Yo creo que no. Hoy por hoy, tenemos prácticamente todo lo que le podemos pedir a la vida: un plato de comida caliente cada día, una cama en la que dormir todos juntos y un rayo de sol que entra por la ventana...


Por si la cosa se pone fea, Estrellita tiene guardados unos cartones que nos servirán de cama si hace mucho frío...
 
Pero  no tenemos necesidad de usarlos porque no nos falta de "ná". Además, me considero una buena madre gatuna que cuida y mima (demasiado) a sus felinos. Entonces, yo me pregunto: ¿por qué esa obsesión por escapar? ¿Por qué ese empeño en salir de casa? ¡¡No lo entiendo!!


Yo sé que lo ideal sería vivir en una casa con un jardín estupendo en el que poder correr y trepar a los árboles, en el que no hubiera coches cerca y en el que poder tener un huertito en el que pasar las mañanas. Pero, como no es el caso, me temo que nos toca conformarnos con lo que tenemos, que no es poco. E imaginar que viajamos...


No estéis tristes, mis gatines, nos tenemos los unos a los otros. Y eso es lo más importante ;)

 

38 comentarios:

  1. ¡Me los como en la última foto!
    Aquí la más escapista es Perfidita, que ahora porque hace frío, pero en verano había que tener un cuidado increíble con ella porque se largaba.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes que ver a los míos cuando salen a la terraza, tardan 30 segundos en volver a entrar... ¡¡frioleros!!

      Eliminar
  2. Jajaja, que graciosos son!!! Para comérselos! La mia, ahora no pisa ni la terraza del frío que hace. Se queda todo el día debajo de sus mantas y al lado de la estufita. Eso sí, sale a gorronear y ronronear de vez en cuando :)

    Un besito para todos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los míos siguen pidiendo salir, pero en cuanto abro una rendija se dan cuenta del frío y quieren volver a entrar...

      Eliminar
  3. Que graciosos salen en la primera foto, todos buscando su rayito de sol.
    A los míos les encanta una caja, por pequeña que sea se las ingenian para meterse dentro y si veo que se aburren y no me dejan tranquila siempre tengo alguna desmontada que les hace una ilusión porque si la ven todos los días no le hacen caso.
    Lo de salir al rellano estos míos cada día lo hacen y simplemente se dan un paseo por el rellano, huelen las puertas y alguna vez o se van a la planta de abajo o se van al terrado, que les encanta el rellano vacío para ellos solos.
    Lo de la tele los míos la miran a veces pero les llama más la atención mirar el monitor del ordenador y seguir el cursor, yo me parto de risa porque más inocentes no pueden ser.
    Tus fotos como siempre me encantan, verlos cuando menos lo esperan y hacerles una foto es lo más divertido.
    Besitos Gema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que son todos iguales: las cajas, el paseo por el rellano, el monitor del ordenador... jejeje... Los míos también huelen las puertas de los vecinos, ¿qué información tan interesante encontrarán?

      Eliminar
  4. Que fotos tan sugerentes y preciosas , la ultima expresa nos tenemos unos a otros y eso es lo que realmente importa.Y si eres una muy buena madre ,el defecto entre comillas que tenemos los gatofilos es que los mimamos los consentimos los queremos hasta mas allá de nuestros sentidos y nuestros pensamientos.Entonces ¿porque esa compulsión a salir en lo que la puerta se abre?......bueno eso puede ser curiosidad,ganas de explorar,o simplemente estirar las patitas dando un garbeo por fuera,nada que debiera preocuparnos.Saludos prenavideños para ti madre , que ocupas tu tiempo consintiendo a esos chiquitines que tienes que son maravillosos.Fidel y Merlina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso quiero pensar yo, que es sólo curiosidad, porque en cuanto escuchan un ruido raro vuelven corriendo a casita...

      Eliminar
  5. Me encantaron las fotos, especialmente la última.
    A Dina le gusta salir de madrugada al jardincito de los bajos del edificio y a que no adivinas a quien despierta para que le abra la puerta jaja.
    Un beso y rascaditas para tus cinco bellezas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya me imagino a quién despierta, porque sé de unos que maúllan en la puerta a las horas más intempestivas!!

      Eliminar
  6. Yo también tengo un escapista, es como Houdini consigue burlar todos los sistemas de defensa, lo curioso es que se escapa para quedarse atrapado en las azoteas de los vecinos y quedarse toda la noche llorando hasta que vamos a por él.
    Preciosa la foto grupal del principio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jejeje.. es que como en casa en ningún sitio!!

      Eliminar
  7. jajajaja me ha encantado...

    Ahora... diré una cosa... Un felino simplón, o en su defecto un Umpa... NUNCA se conforma con el espacio que tiene. Aunque tenga un jardín de 200 metros cuadrados, siempre querrá estar donde no pueda estar...
    El Umpa es ver una puerta cerrada, y aunque sea la de un puñetero armario, le entra la neura... jajaja

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Qué será lo que tienen las puertas cerradas que tanto les llaman la atención? El paso siguiente de mis cotillas es rascar las puertas de los vecinos para que se las abra... ¡¡el colmo!!

      Eliminar
  8. Pero qué guapérrimos son... y lo que dices es verdad. A veces llegamos a casa después de un día asqueroso y los ves ahí, pidiéndote latita o queriendo subirse a tu regazo, y como que piensas que las cosas importantes siguen yendo como tienen que ir. A mí por lo menos me ayudan a relativizar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por supuesto que sí, la vida se ve diferente cuando tienes un gatito encima :)

      Eliminar
  9. Una entrada genial, y es que mas se puede pedir? Bueno si..un jardín, pero estais genial!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso, eso, un jardín con espacio para un huerto ;)

      Eliminar
  10. A mis niñas les va por rachas: o debemos tener un cuidado enorme para que no se escapen o ni puñetero caso a la puerta.
    Con nuestra peque sí debemos tener cuidad con la terraza porque trepa como una fiera por la verja y ya se nos escapó una vez, estuvo desaparecida todo un día y el consiguiente malrato que nos llevamos. El mes que viene queremos castrarla(aún no ha tenido el celo) y a ver si así no le da por escaparse.

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues los míos están todos esterilizados y lo de salir les sigue encantando, así que no sé si esa será la solución para tí, espero que sí..

      Eliminar
  11. Ups, ¡misterios de la psicología felina! Porque estar, estamos genial, pero ¿qué será lo que hay detrás de esa puerta, tras esa verja, tras ese muro...? Pues eso, yo creo que lo que nos incita a querer salir es simple y llana curiosidad combinada con la emoción propia de la fuga. Porque, ¿y lo divertido que es conseguir superar todas y cada una de las medidas de seguridad? Que a veces hay que enfrentarse a retos que ni los de Misión Imposible...

    Quede claro que en realidad los gatos que no somos trotamundos de corazón (que haberlos, hailos...), no queremos ir a ningún sitio, que se está mejor en casa que en cualquier otro lugar. Pero divertirnos un rato intentando salir, eso... ¡no tiene precio!

    ¡Saludetes, Gema y familia!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué razón tienes con lo de los retos, mira que yo pongo barreras para que no salgan (el bolso, la bolsa de la compra, mi propio cuerpo...) pero lo que quieren es demostrar que son capaces de salir por cualquier rendija!!!

      Eliminar
  12. Yo también creo que es curiosidad. No es que vivan mal, es que necesitan saber qué hay detrás de tooodas las puertas cerradas que ven. Y no te quejes, que nosotros no nos podemos conformar con cerrar la puerta de la calle de golpe, tenemos que cerrarla de llave porque si no, Casper la abre (ríete tú de la puerta blindaba con doble capa de no se qué y doble cerradura de qué se yo...)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje... es verdad, recuerdo ese vídeo... Yunus a veces le da golpes a las llaves como diciendo "yo he visto que tú mueves ésto cuando vas a salir"...

      Eliminar
  13. Hola!
    Llegué a tu blog gracias a otro que leo (que también tiene como protagonistas a dos mininos preciosos).
    Me encantan estos animales! Tengo uno de diez meses que me ha robado el corazón. Si bien mi blog es de temáticas tan variadas como la vida misma, te imaginaras que él aparece en muchas de mis notas, es un gran protagonista..
    Me quedo por aca para seguir las andanzas de tus pequeñitos..
    Saludos desde Buenos Aires, Argentina.
    http://simplementemipequenogranmundo.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por quedarte por aquí!!Voy a visitar tu blog, a ver si conozco a tu felino.

      Eliminar
  14. La curiosidad...que creo yo que les pierde!!!jajajaja. Pero vamos, que ellos saben que a tu vera es donde mejor podían estar, faltaba más!!!
    Besos para tí y ronronéame a los gatunos!

    Charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso les digo yo: ¿quién os va a cuidar mejor que vuestra mamá?? Pero no hay forma de convencerlos, ellos quieren salir sí o sí...

      Eliminar
  15. mi gato solo escapa a la escalera para comerse las plantas de mi madre.
    Ahora cuando nos vayamos a nuestra casa, mi hermana esta toda preocupada porque a donde va a ir el gato a comer hierbitas, fijate tú!

    Normalmente no quiere huir, ¿donde le van a dar esas ricas latitas?
    La última foto es preciosa.

    agur.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues el gato no sé, pero las plantas de tu madre estarán encantadas con la mudanza... Vas a tener que ponerle unas macetitas al muchacho, no se te vaya a estresar ;)

      Eliminar
  16. jajaja qué bueno!!

    no será que hay algún vecino gatuno?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues que yo sepa no, pero quién sabe, lo mismo un día nos llevamos una sorpresa!

      Eliminar
  17. Bueno... es naturaleza felina!! Habrá excepciones claro, pero la mayoría imagino que es así, quieren salir y explorar el mundo, los mios son unos suertudos con un terreno/jardín grande para correr, escalar arboles y tomar el sol... aunque no solamente el sol porque ahora con el frío que hace, e incluso cuando hay nieve, andan fuera y corretean por todos lados, están fuera practicamente todo el tiempo, eso sí, sus siestecitas y tiempitos de relax al calorcito en el salón no se los quita nadie jijiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ayyyy... qué envidia me has dado con eso que cuentas del terreno/jardín, cómo me gustaría que algún día mis gatos pudieran escalar árboles y correr por la nieve, el sol o lo que haga... seguiré visualizándolo, a ver si se cumple!!!

      Eliminar
  18. Claro que sí, visualiza y piensa positivo y lo conseguirás! ;)

    ResponderEliminar
  19. Gema me ha gustado mucho y me ha divertido, como siempre, esta entrada.
    Ya he leído las que vienen detrás, aunque aún no las he comentado. Me gusta, especialmente, en todas ellas, ese toque de alegria y de optimismo. Aunque parece que las cosas en algún terreno no están tan bien como en otro momento, me refiero al trabajo, todo esta impregnado de optimismo, satisfacción y amor inmenso por esos gatines tan preciosones que tienes.
    ¡ Se te nota, o al menos a mi me trasmites, felicidad, luz, color... como parece que es tu casa, como el sol que os entra por la ventana! (me he puesto cursi pero es verdad)
    ¡Un achuchon!

    Y esa frase final con esa foto es parA decir "OOOOOOHHHHHHHHHHHH, QUÉ BONITOOOOO!

    PD: tontorroneees, dejad la puerta que la otro lado no hay nada interesante. Mirad a vuestra madre y quedaros embobados con ella.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oyyy, Carlitos, que me pongo tontorrona yo también!! La verdad es que intento que haya color en mi casa porque es un reflejo de cómo me gusta tomarme las cosas: vale que nos podría ir mejor, pero no tengo derecho a quejarme porque hay muchas personas/gatos/lo que sea que lo pasan infinito peor que yo, soy una privilegiada.
      La foto final enternece hasta a Rocky Balboa.......

      Eliminar
    2. jajaja es que Rocky, en le fondo ¡es un tierno!

      la foto y la frase

      Eliminar