viernes, 3 de mayo de 2013

Algún día...

Algún día, cuando yo me haya reencarnado en gato y tú en persona, nos volveremos a encontrar. Y aunque hayan pasado años, siglos o milenios, yo me acordaré de todo. Y entonces...

- En cuanto termines de limpiar el arenero yo iré a estrenarlo con una de esas cacas grandes y apestosas que dejan tufo por toda la casa. Y procuraré taparla con esmero, distribuyendo la arena equitativamente entre el arenero y el suelo del baño, como a tí te gusta.

- Con el primer rayo de sol de la mañana me subiré a tu estómago y, con mi nariz lo más pegada a la tuya, bostezaré con ganas para que mi aliento te llegue hasta la garganta. Te pisaré el pelo y lo que haga falta hasta que abras un ojo y en ese preciso instante golpearé tu cara con mi patita, tratando de sacar la uña lo suficiente como para jod#$%@ sin arañar.

- Cuando te hayas metido en la cama y estés empezando a dormirte, jugaré con la pelotita más ruidosa que encuentre y la dejaré en el sitio más inaccesible para que tengas que arrastrarte en pijama por debajo de algún mueble hasta encontrarla.

- El día que pongan una película interesante me sentaré delante de la tele, tapando el sensor del mando justo en el momento en el que hayas cambiado el idioma pero no activado los subtítulos, para que te des cuenta del poco inglés que sabes a pesar de los años que llevas estudiando.

Y cuando estés tan tan tan tan tan cabreado que estés a punto de regalarme al vecino que tiene un perro de presa, entonces pondré una cara de gatito angelical y soltaré un miaaaauuuu tan tierno que no tendrás más remedio que sonreír y quererme con locura.

Ten paciencia, llegará ese día........

Aprovechad ahora que sois gatos y dormid tranquilos, como si no pasara nada... jejejejejejeje.....

32 comentarios:

  1. ✨✨algún dia....muy de acuerdo����

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también esperas que llegue ese día, ¿eh?

      Eliminar
  2. Bueno, uno de ellos no duerme tranquilo porque tiene un ojo semicerrado.

    Yo también me "vengaré", cuando esté durmiendo entraré en su habitación varias veces haciendo "murruuuuuuuuuu" bien alto, entraré, saldré, volveré a entrar, hasta que se levanten a mirar si me queda comida en el plato, o haré lo mismo mientas estudia y a mi me de la gana de cenar.
    O iré con mi muñeco favorito en la boca y dando unos alaridos monumentales a las 6 de la mañana, esperando a que me sigan para quitarmelo, y me tumbaré en el sitio donde mas moleste en la cama, y así un montón de ideas mas que se me irán ocurriendo.

    Por lo menos a mi gato no se le ocurre darme con la pata-uña para despertarme, espero que no lea ésto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es verdad, me está vigilando con ese ojillo...
      He de advertirte de que Apolo antes no hacía lo de la pata-uña, es una habilidad que ha ido desarrollando con el tiempo. Ten cuidao, te aseguro que lo de los alaridos no es nada comparado con la sensación de tener un gato saca-ojos observándote...

      Eliminar
  3. ¡¡¡Encantador!!!
    jejeje Yo al Umpa más de una vez he estado a punto de estamparlo contra la pared... Añadiría pues:
    - Maullaré a lo bestia por la mañana como si me estuvieran matando... Aumentaré progresivamente el volumen hasta que te hayas desvelando completamente. Comenzaré a tirar objetos cada vez más importantes (podemos empezar por las horquillas, seguir con el cacharro de los bolis, continuar por el despertador, el móvil, las gafas y... NOOOOO el vaso nooooooo!!!!) Hasta que te levantes. Cuando me pongas comida, me abras la ventana o el balcón... entonces me tumbaré en la cama y me pondré a dormir sin probar la comida y sin salir al balcón. Así... por el placer de ver que ya no puedes dormirte.
    - En el momento en el que empieces a concentrarte mientras estudias. Justo en ese preciso instante, me subiré a la mesa, me pondré ñoña, me pondré a tirar cosas, me pondré delante del libro que intentas consultar, pediré comida, querré jugar, intentaré tragarme una cuerda para que salgas corriendo detrás de mí, me comeré el plástico de una bolsa... Cuando hayas conseguido desconcentrarte, entonces y sólo entonces me echaré a dormir en la silla que me has puesto justo al lado para que no te moleste. Esperaré pacientemente a que vuelvas a concentrarte para repetir la operación.
    - En el preciso instante en que cierres la puerta del balcón, pediré que la abras. Saldré un segundo para hacer el paripé y entraré de inmediato... que corre la fresca... Me tumbaré y cuando vuelvas a cerrarla volveré a emitir maullidos bestiales de Umpa a punto de ser asesinado para que vuelvas a abrir. Repetiré todo eso las veces que haga falta hasta que decidas echarte una manta por encima en vez de cerrar el balcón. Entonces ya no querré salir más hasta que vuelvas a cerrar el balcón.

    jejeje. Y sí.. pondré caritas y ronronearé cuando estés llorando para que te acuerdes de que en el fondo qué ibas a hacer sin mí...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Umpas sí que es un encanto... jijiji.... Ahora que tenemos una terracilla en la cocina, te entiendo perfectamente: a veces desayuno con una manta sobre los hombros para no tener que levantarme a abrir/cerrar la puerta cada vez que le doy un bocado a la tostada.
      Ah! Y ya verás qué bien cuando descubra lo que mola tirar el despertador, con sus pilas por un lado y su tapita de las pilas por el otro. Aunque dudo que el Umpas no lo haya hecho ya....

      Eliminar
  4. Desopillantemente verídico, tal pareciera que de verdad y aunque tu mente no lo reconozca inconscientemente tu fuiste en algún momento del tiempo en este u otro universo un felino tal como lo describes con tanta fidelidad.Genial de veras,Merlina aprovecha aquí en el ordenador para subirse y comportarse cual lo describes con pata en el ojo y todo (en este caso en las gafas )y restregandose por el monitor ,al punto que tuve que fijarlo en la pared para evitar rayones en la pantalla.Saludos de Fidel -Merlina..yooooo yo no fui ,gaticariños para mis colegas ....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, pues es verdad, quizás yo fui un gato en otra vida...
      Veo que a Merlina también le gusta pasearse por el ordenador, otro clásico felino... ¿se pondrán todos de acuerdo para fastidiarnos????

      Eliminar
  5. Pues qué razón... a mí uno de ellos me trae loca cuando de pronto empieza a maullar por toda la casa como si fuera un pobre huerfanito a quién nadie quiere. Pagaría por saber qué significa y qué demonios pretende. Y vamos, lo de estar estudiando y que con todo el morro vengan a sentar el culo justo en los folios o los libros ya forma parte del día a día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja!! Sí, lo de maullar con esa pena también se estila por aquí. Yo les digo: "ay, mis pobres gatitos, que nadie los quiere y que nunca han comido!!!"

      Eliminar
  6. Siiiii "M" yo me reencarnaré en tu gato y me escaparé por la azotea después que te hayas dejado medio sueldo en protegerla y me quedaré atrapado en una casa abandonada en tu único día libre de la semana y haré que tengas que molestar a los vecinos y que tengas que saltar por los tejados con riesgo de partirte el cuello y entonces sabes que haré? entonces no me dejaré coger JUAS JUAS JUAS. Siiiii eso justamente haré.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyuyuy... cuánto rencor en este comentario.... jejeje... veo que ya lo tienes todo planeado!!!

      Eliminar
  7. Uy, uy, uy... Percibo mucho humano contrariado por aquí... Aunque, dejando de lado acritudes "injustificadas" y dándole la vuelta a la tortilla de la vendetta, ¿no os habéis parado a pensar que quizá ya seamos nosotros, vuestros queridísimos gatos de hoy, la reencarnación de vuestros humanos en otra vida pasada cuando vosotros fuisteis nuestros gatos consentidos, mimados y traviesos? Un ciclo sin fin que da para pensar, ¿o no?

    ¡Saludetes gatunos y mi mejor carita de gato bueno (que eso siempre funciona)! ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sois dos los que coincidis en esta teoría... ¿tú crees que será un ciclo? Entonces en la próxima vida me toca a mí vengarme, ¿no?... jijiji...

      Eliminar
  8. jajajaja..Ya dicen que quien avisa no es traidor!!jajajajajaja.

    Besos!

    Charo

    ResponderEliminar
  9. PLAS PLAS PLAS ¡¡Me ha encantado el post!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es porque tú también eres una "sufridora", ¿a que sí?

      Eliminar
  10. Juas juas juas. Me parto de la risa, es todo verdad!!

    Mi Saki maúlla por la ventana como si lo estuvieran matando TODAS las mañanas; y en cuanto alguno de mis tres felinos ve un pequeño hueco entre las croquetas de su cuenco, se mueren de la pena maullando desconsoladamente como si no hubieran comido en años...

    Me ha encantado este post. Me he reído una barbaridad. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que los huecos entre las croquetas son señal de que los matamos de hambre, por eso maúllan tan desconsolados... ¿a que sí? ;)

      Eliminar
  11. Respuestas
    1. Uy, no te imaginas cuánto... jejeje...

      Eliminar
  12. ¡Qué buenoooooooooo! Ha estado genial.

    En casa el Bene siempre dice que yo soy la reencarnación de un monje budista, con su túnica azafrán y todo. ¡Porque soy un santo! aunque hace poco que empecé a dar con la pata en la cara a mi madre, ante sólo saltaba encima y ronroneaba, y ahora ya he he aprendido a hacerlo con pata-uña(rascante no te creas) pero así y todo, la hago sonreir.

    Pobres tus gatines, que amenzadora... ¡mala madre!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Mala madre? ¿¿¿Mala madre??? Con lo que te gusta a tí dormir, pensé que te pondrías de mi parte al saber que me despiertan cada día más temprano... Tendrías que venirte una temporadita para aprender de éstos pandilleros, ya verías qué contenta estaría tu madre a la vuelta...

      Eliminar
    2. ..buena madre, buenísima... ¡casi la mejor!

      Eliminar
  13. jaja ¡¡Este post es para imprimirlo y colocarlo como cuadro! Me ha encantado. Genial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero a una altura a la que los gatos lleguen, para que puedan leerlo de vez en cuando...

      Eliminar
  14. Jaja, que bueno está esto!
    Es verdad que hacen cada cosa a veces... pero tambien que ipso facto ponen esa carita angelical y desarmadora y ya está: aquí no ha pasado nada.
    Cariñitos a todos de Mila, Tai y Blacky.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay quien se resista a esas caritas de buenos, ¿verdad?
      ¡¡Cariñitos!!

      Eliminar
  15. Que gran entrada!!! Me ha encantado, en serio, soy MUY FAN!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es porque a tí te pasa lo mismo, seguro!!!

      Eliminar