viernes, 9 de agosto de 2013

Del campo a casa

Todos sabemos las limitaciones que tiene la vida en un piso si, como es mi caso, te gustan los animales. Aunque todos sabemos también que a mí esas limitaciones me la refanfinflan: ¿querías gato? Pues toma cinco, hermosa.

Y todos conocemos las limitaciones que tiene un piso si, como es mi caso también, te gusta el campo y el verde. En mi caso, de momento, no he metido ninguna palmera en casa (aunque tiempo al tiempo) pero sí que tengo bastantes plantas para vivir en un piso pequeño, especialmente en mi "tendedero chill-out".

Me gusta ocuparme de mis plantas todos los días: regarlas, abonarlas, quitar las hojas feas, inspeccionarlas en busca de bichos malos... Incluso fabrico remedios caseros, tipo infusiones de ajo, para ahuyentar plagas indeseadas (y a los vampiros también... jeje...)

Y tanto trabajo y tanto amor terminan dando sus frutos...


Decidme, ¿cómo creéis que debería matarlo? ¿Despacito o rápido?...

33 comentarios:

  1. Lo de cómetelo, lo dice mi madre porque le gusta mucho Apolo, y lo que ella quisiera es darle un mordisquito.

    Yo creo que lo que hace es ayudarte y con mucho esmero y mimo. Se sabe que a las plantas les gusta el calor y eso hace cuan incubadora gatuna: abrigarlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es mala idea comerme a Apolo, me ahorraría las visitas al mercado durante por lo menos un mes!!
      ¿Esmero y mimo? ¿Incubadora?..... ¿Te estás poniendo de su parte???

      Eliminar
  2. jajajajajjaja
    Tenía una planta años ha... la tuve durante un año fuera de mis aposentos, hasta que decidí volver a cogerla.
    Entonces... el Umpa decidió podarla a ras, y en media hora aprox... me quedé sin planta.
    Fin de la historia.

    Despacito... que se entere bien... jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, sí, la poda felina también se les da muy bien. Suelen hacerla un pelín radical, quizás si dejasen alguna ramita las plantas sobrevivirían. Eso sí, los bichos quedan erradicados...

      Eliminar
  3. ¡¡¡A besos!!!

    Una vez, no sé si Jean ó Punkys se cargó la planta del rellano de mi edificio y las vecinas hicieron reunión xa ver quién había sido y salta mi madre toda digna: "¡Pues está claro, un gato! Entraría cualquiera de la calle, porque los míos no hacen eso" xDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje.. ¡¡es que los gatos de la calle son unos descarados!! Yo estoy con tu madre, defendiendo a los suyos a muelte!!

      Eliminar
  4. jajajajajajajaja...pero mujer, que seguro que está "abonando" las plantas...o hablándoles en el idioma gatuno para que crezcan más sanas y fuertes aún!!jajajaja
    Yo me lo comía al gatuno...pero a besos y mordisquitos: guapooooo!!!!jajaja

    Besos y feliz fin de semana!!

    Charo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, tienes razón, en alguna ocasión también las ha abonado, aunque no se si a las plantas termina de gustarles su pis y el aroma que deja... agh...

      Eliminar
  5. Nada, nada, que seguro que estaba ayudándote a compactar bien la tierra y no aprecias el esfuerzo. Por cierto, ¿nos lo parece a nosotros o el macetero está colgado y no apoyado? En fin, dejemos las muertes y los asesinatos a base de achuchones, mordisquitos y besos para otro día y a seguir trabajando en el jardín, que es de lo más divertido.

    ¡Saludetes gatunos y no dejes de comprar sustitutas para las plantas espachurradas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, el macetero está colgado, con lo que Apolo, por lo general vago y poco activo, tiene que subirse a la mesa y pegar un brinco para poder llegar...
      Y sí, como compactador de tierra no tiene precio. Lo malo es que compacta las plantas también!!

      Eliminar
  6. Despacito y a besitos matadores, qué cosa mas maja!! que te está recolocando la tierra para que la planta no se mueva.

    Cuando tengas una palmera queremos fotos de los cinco gatos subidos a ella a lo Robinson Crusoe.

    Saludos desde Bilbao.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando tenga la palmera me haré la foto junto al Arca de Noé y a todas las parejas de animales que haya conseguido reunir... jijiji...

      Eliminar
  7. A mí también me gustan las plantas, y yo también pienso matarlos cuando los veo mordisqueándolas. Voy a optar por el achuchón apretado y leeeeentoooo cúal abrazo de pitón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. mmmm... abrazo de pitón... cómo me gusta esta opción...

      Eliminar
  8. esta claro que sabe lo mucho que te gusta cuidar tus plantas y te las estropea un poco a posta para que pases mas tiempo con ellas...

    ...eres una desagradecida, porque en la foto se nota que hace un esfuerzo por ti jejejejeje

    paciencia, mucha paciencia y que parezca un accidente :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que en eso tienes razón, después del apachurramiento me toca enderezarlas, recolocarlas y protegerlas con maya... ¿será que piensa que me aburro?
      Gracias por el consejo del accidente, no lo había pensado... jejeje...

      Eliminar
  9. Yo al final acabe comprando malla verde de esa de jardín para proteger las macetas. Pero así y todo aun me encuentro algunos dias en que han sacado la malla y volcado la maceta- y otra vez a empezar....
    da igual como los mates, volverán ha hacerlo :))
    Menudos diablos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he puesto malla blanca, queda horrorosa y no se ve mi buganvilla... Y sigue subiéndose encima!!! Lo matoooo!!

      Eliminar
  10. Hola Gema,

    creo que tienes un gato-jardinero en casa!

    por lo que parece en la foto, a tus gatos les gusta "incubar" las plantas. A los mios les gusta morderlas y/o comerselas para luego "devolvermelas":-)

    Menudas fieras!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, qué detalle, te las devuelven!! Eso está bien, para que vuelvas a plantarlas... jijiji....

      Eliminar
  11. Dejamelo a mi que soy especialista con curriculum y prontuario de matarlos de cariño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo dejo cuando quieras, contenta me tiene ;)

      Eliminar
  12. Mira la parte positiva, el llegar hasta allí lo obliga a hacer al menos un pequeñito ejercicio (que pinta de hacer mas que eso, pues no tiene!)
    Y en mi caso, que decirte, ya renuncié del todo a tener plantas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quieras que no, el saltito para llegar quemará alguna caloría, digo yo...

      Eliminar
  13. Gracias Gema aquí al borde de la selva del amazonas aprovecho que me prestaron una lap para saber de vosotros ,no puedo extenderme porque las recargan con paneles solares.He estado incomunicado en todo el viaje ya que no me lleve ningún artilugio "civilizado"ni siquiera el reloj.Ahora me espera la selva como ultimo paso .Mándame a Apolo que aquí con este esplendor exuberante de vegetación increíble lo va a pasar bomba.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que disfrutaría Apolo allí contigo, aplastando todas las plantitas a su paso!!
      Si puedes, no vuelvas a la "civilización", que está hecha un caos...

      Eliminar
  14. Jajajajajaja yo también tengo plantas en el exterior, para que no se las coman, y las adoro. Yo creo que para ahuyentar a ese bichejo debes de colocar un cactus o algo.... Jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que incluso con cactus se tumbaría, la capa de grasilla le protege ;)

      Eliminar